Ben Polland fue imparable en cierre del Guatemala Stella Artois Open

Por Gregory Villalobos, PGA Tour Latinoamérica pgatour.com/la. Foto principal: Polland ganó con un total de 20-bajo par, imponiendo un nuevo récord de 72 hoyos para el campo de La Reunión Resort. (Enrique Berardi/PGA TOUR). 

En una semana en la que llegó a Guatemala sin certeza de poder jugar el torneo inaugural de la temporada 2018 del PGA TOUR Latinoamérica, el estadounidense Ben Polland resultó ser cómodamente el mejor jugador del Guatemala Stella Artois Open. Su lugar en el field lo aseguró ganando la clasificación abierta del lunes y el torneo lo ganó por cuatro golpes con un sólido total de 268 golpes, 20-bajo par. Con esa cifra, el campeón mejoró en cinco golpes el récord de 72 hoyos del campo de La Reunión Golf Resort.

Tras hacer 68, 65 y 65 golpes en las primeras tres rondas, el competidor originario de Minnesota llegó a la jornada final liderando por tres golpes. Su domingo resultó de pocos apuros y mantuvo el control al hacer 70 golpes en un día cálido y sin brisa.

Como ganador de este evento, Polland recibió un cheque de $31,500 dólares que lo colocó de primero en la Orden de Mérito, la cual definirá al final de la temporada a los jugadores que ascenderán al Web.com Tour en 2019. Al ser este además el primero de cuatro eventos del Bupa Challenge, el campeón también pasó en liderar esa competencia.

Con 16-bajo par el segundo lugar fue compartido por Matt Gilchrest, quien hoy cerró con 68 golpes, y Skyler Finnell, quien hizo 69. Un golpe más lejos, el cuarto lugar lo empataron Curtis Yonke, 67, Michael Davan, 70, y Tyler McCumber, 71.

A nueve golpes del ganador, con total de 11-bajo par, los mejores latinoamericanos fueron el argentino Matías Simaski, 69, y los colombianos Nicolás Echavarría, 69, y Juan Pablo Luna, 71. Ellos acabaron en un triple empate por el decimoquinto lugar.

“Llevaba mucho tiempo teniendo que preocuparme por jugar clasificaciones los lunes y aunque son buenas porque te preparan para hacer scores bajos, también me resultaba frustrante no tener donde jugar los últimos dos años al no tener estatus completo en un Tour. Ahora eso está resuelto y tengo muchos eventos para los cuales prepararme. ¡Estoy emocionado!” dijo Polland, quien tenía estatus condicional bajo en PGA TOUR Latinoamérica y ahora está totalmente exento para las temporadas 2018 y 2019.

El campeón que en su etapa como asistente profesional PGA en Deepdale Golf Club en Nueva York tuvo oportunidad de jugar el PGA Championship en 2015 y 2016, es el primer jugador que emerge de una clasificación del lunes para ganar en la misma semana un evento del circuito latinoamericano.

Aunque hoy comenzó con bogey al hoyo 1 y no jugó tan bien como en los tres días anteriores, Polland nunca llegó a verse inquietado en su posición de puntero. “Mayormente aguanté los golpes que el campo me lanzó y por ahí hice algunos birdies para terminar con 2-bajo par en esta ronda. Mi juego fue sólido y estoy complacido por la forma en que actué hoy, especialmente al estar bajo presión”, dijo el ganador del Bermuda Open 2015 en su primera salida defendiendo el liderato de 54 hoyos.

Como nuevo dueño del récord de 72 hoyos del campo Fuego Maya, el graduado de Campbell University se mostró algo sorprendido con la cifra alcanzada. “Realmente no me imaginaba ese número (de 20-bajo par), pero cuando vi como presentaron el campo los primeros dos días supe que había muchas más oportunidades de birdie de las que vi al llegar. Jugué bien, le pegué a la pelota realmente bien. Mi entrenador y yo veníamos trabajando en mi juego con los hierros, pegué muchos greens y mi juego corto estuvo bien fino”, agregó el jugador de 26 años.

Entre los muchos aspectos positivos de una gran semana jugando entre volcanes, en uno de los escenarios naturales más espectaculares de la gira, Polland se marcha de Guatemala como líder del Bupa Challenge, competencia que tuvo aquí su primera de cuatro etapas.

“Este es un Tour de desarrollo y tener una bolsa o premio económico adicional por medio de los cuatro eventos del Bupa Challenge es algo emocionante, es una forma de jugar por algo más. Creo que todos los jugadores le están poniendo atención a estos eventos”, agregó sobre la competencia que continuará con paradas en la República Dominicana, Ecuador y Brasil más adelante en el año.

Por ahora el PGA TOUR Latinoamérica se enfoca en su siguiente parada y segundo torneo de la temporada 2018: el 59º Abierto Mexicano de Golf que dará inicio el próximo jueves en el Club Campestre de Tijuana en la ciudad fronteriza de Tijuana, México.

 

Deja tu opinión

X