Julio Nutt: “¿Es difícil cambiar un swing de Golf?”

¿Puede un jugador intentar cambiar su swing y terminar perdiendo su juego y jugando peor? ¿
Cuándo cambiar y Cuánto cambiar? es la pregunta que muchos golfistas se hacen en algún momento de sus vidas

Existen dos tendencias marcadas con relación a qué tanto intentar cambiar la manera de jugar natural de un jugador. Una que piensa que la forma de jugar nata es la mejor y no debe de ser modificada, y la otra mantiene que mejorando la técnica siempre se puede jugar mejor. Ahora bien, existen argumentos validos para ambas filosofías, por una parte podemos estudiar el caso del Ingles Nick Faldo, quien modificó y remodeló su swing por casi 3 años en los 80’s, para luego convertirse en el mejor jugador del mundo y ganar 6 majors, pero por otra parte, tenemos casos como el de Jim Furyk, quien siempre ha jugado con su swing natural y ha conseguido un gran éxito.

Yo pienso que existen dos etapas muy bien definidas en la trayectoria de un Golfista: una etapa de formación, donde el jugador está aprendiendo y desarrollando su juego, yo, en lo personal, incluiría a casi todos los niños en esta categoría, y otra etapa ya consolidada donde el jugador ya ha condicionado mas su manera de jugar. Indudablemente, es mucho más fácil cambiar y modificar en la etapa de formación.

La explicación a esto se puede entender claramente al leer el libro “The Talent Code” de Daniel Coyle, un extraordinario libro que explica claramente como se desarrolla cualquier habilidad, sea jugar Golf, cantar, tocar un instrumento, pilotear un avión, etc. Al final, los seres humanos no tenemos “genes de Golf” o “genes de pianista,” indudablemente no todos somos iguales en cuanto a nuestras destrezas, movilidad, coordinación, etc., pero definitivamente que, cualquier habilidad, como lo es jugar Golf o tocar el piano, debe de ser desarrollada, y para el que pueda pensar que Wolfgang Mozart nació sabiendo tocar el piano, es importante destacar que fue el hijo de uno de los mejores profesores de música de Europa en los 1700’s, y se estima que a sus 10 años ya había practicado y había sido entrenado más que cualquier músico que le duplicara o triplicara su edad…!

Volviendo al tema de cambiar un swing de Golf, pienso que depende mucho del tiempo que el jugador le dedique a producir el cambio, la personalidad del jugador, la cual incluye su persistencia y ganas de ser mejor, estos factores son determinantes en si podrá llevar a cabo con éxito el cambio, pero también es muy importante cuánto tiempo y cuántas repeticiones ha hecho con su manera de hacerlo actual, ya que indudablemente es mucho más fácil cambiarle por ejemplo el grip a un jugador que lleva un año jugando 1 vez a la semana, que a otro jugador que lleva 5 años jugando 3 veces por semana. Indudablemente que el segundo jugador tiene su manera de tomar el grip mucho más arraigada y le será más difícil modificarlo. Ahora bien, más difícil no significa imposible, y es aquí donde el deseo vence cualquier otro factor!

Es por esto que hacer grandes cambios en un ya exitoso jugador profesional implica ciertos riesgos, ya que el jugador, por ser profesional, implica que ya tiene cientos de miles de repeticiones condicionadas. Un excelente ejemplo actual lo representa el conocido jugador Americano Ricky Fowler, quien muchos conocemos por su colorida ropa. Ricky tiene un swing propio con una técnica muy alejada de los que muchos instructores podrían considerar ideal, y a finales del año 2013 le solicitó su ayuda al reconocido instructor Butch Harmon, quien sin miedo alguno comenzó a trabajar grandes cambios en la técnica de Ricky, especialmente en su backswing y en la manera que comienza el regreso de su swing hacia la pelota. Será interesante ver lo que sucede, pero es entendible que Ricky Fowler haya decidido tomar este paso, ya que a pesar de su gran juego y talento, sólo ha podido ganar una vez en el PGA Tour y ha estado estadísticamente entre los jugadores que hacen más “Others” (hoyos con escores más altos de bogeys) desde que comenzó su carrera en el Tour.

Yo estoy convencido de que hay muchas maneras de jugar este extraordinario juego, pero considero que si los golfistas trabajan lograr la mejor técnica posible, estarán dándose el mejor chance de llegarle a su máximo potencial, al final, el Golf es mucho más que un “buen swing” (juego corto, putt, fortaleza mental, dominio emocional, etc.), pero el tener una técnica solida y fácil de repetir, es sin duda alguna un punto a favor que ayuda significativamente a cualquier Golfista!

julio
Acerca de Julio Nutt

fbooktwitter_thumb

Nacido en Venezuela, Julio Nutt tuvo una destacada carrera amateur, en la que fue miembro del equipo de golf de Louisiana State University (LSU), con la cual participó en tres NCAA Championship Division I. Además, fue miembro del equipo Nacional de Venezuela entre 1988 a 2000, donde, entre sus logros, destacan el triunfo en el Sudamericano Juvenil de 1988, seis presentaciones en la Copa Los Andes y una participación en el World Amateur Team Championship. Es Lead Masters Instructor en Jim Maclean Golf School de Doral, Miami, donde ha sido el instructor con más horas de enseñanza desde 2010. Se ha entrenado y trabajado con Sean Foley, Martin Hall, Jim McLean, entre muchos otros instructores de renombre. Es experto en el uso de Trackman. Ha escrito múltiples artículos para variadas publicaciones de Golf en Latinoamérica y videos instruccionales para Revolution Golf. Ha sido nombrado como US Kids Golf Top 50 kids Instructor. Ha trabajado e interactuado con profesionales del PGA Tour, Web.com, LPGA, Hooters, Symetra y Champions Tour. Posee un título en Administración en LSU (1994) y un Master en Administración de Empresas en IESA/Vanderbilt (1998).

También te puede interesar…

McCumber se impuso por tres golpes en el Lexus Perú Open
¿Por qué el Zika sólo pica a los golfistas?
Cómo interpretar los Bunkers

Deja tu opinión

X